Leonel no se preparó para ganar - Noticias Digital Arenoso

jueves, 7 de noviembre de 2019

Leonel no se preparó para ganar


En una declaración que fue criticada por algunos y elogiada por otros, el dirigente peledeísta Temístocles Montás, al referirse a los cuestionamientos que el expresidente Leonel Fernández hizo al proceso de primarias del PLD, dijo que éste “no se preparó para perder”. 
Yo corrijo esta expresión y digo en cambio que Fernández NO SE PREPARÓ PARA GANAR e incluso cometió errores o quizá descuidos inducidos por el triunfalismo de algunos de sus dirigentes prominentes. 

 Por ejemplo: Leonel, quien gobernó el país durante tres períodos (1996-2000, 2004-2008 y 2008-2012) tiene (como cualquier gobernante) logros que exhibir. (No se puede negar que fue el presidente que modernizó el aparato administrativo del Estado, el que encauzó el país por el sendero de crecimiento económico en que ahora está y quien construyó y/o instaló importantes obras).
El Plan de Desarrollo “RD 2044”
Durante muchos meses, en época reciente, él estuvo recorriendo provincias para elaborar un plan de desarrollo que denominó “RD 2044”, el cual planteaba 1,200 proyectos en toda la geografía nacional para impulsar al país hacia el desarrollo y a una mejor calidad de vida de sus habitantes.  Hasta los opositores suyos se veían obligados a admitir que éste era un proyecto bien concebido y que podía “enamorar” a una buena parte de los votantes provinciales.
No hizo galas de sus cosas positivas
Sin embargo, que en la campaña para las primarias del PLD mencionó muy poco el “RD 2020”, no habló de sus logros como gobernante y ni siquiera hizo promesas sólidas. (Lo correcto hubiera sido que inundara las redes y los canales de televisión provinciales mostrando a los jóvenes votantes y recordando a los más viejos, lo que el país avanzó durante los gobiernos leonelistas).
No usó estas importantes armas y se limitó a hacer pronunciamientos insulsos tales como de que ganaría a su rival “en el primer round” y otros por el estilo.
No mostró firmeza en su pedido de auditoría
Todo el mundo sabía que en el PLD había una competencia cerrada entre Leonel y el actual presidente de la República Danilo Medina; algo similar a lo que ocurre en las carreras de caballos cuando dos de ellos están “cabeza con cabeza” y la decisión debe ser tomada mediante “foto finish”.  El virtual empate fue confirmado por dos de las encuestas que firmas confiables realizaron antes de las votaciones.

En tal virtud, no eran pocos los que hablaban sobre la posibilidad de que hubiera algún tipo de manipulación en las primarias; pero a pesar de ello el sector de Leonel no se “blindó”.  (Lo ideal hubiera sido que exigiera que expertos informáticos, bien sea nacionales o extranjeros, revisaran minuciosamente los equipos que serían usados para la votación y el conteo, y certificaran si eran o no vulnerables a un hackeo o a algún “algoritmo”).
Aunque Leonel solicitó una “auditoría” de dichos equipos, no fue enérgico en este pedido y la revisión nunca se hizo. Finalmente fue a la contienda con estos últimos, lo cual tácitamente fue una aceptación su “pureza y operatividad”.
Es difícil hacer creíble la versión de fraude
No descarto la manipulación a la que alude el sector leonelista. Pero, siendo justo, debo admitir que ahora a éste le resulta muy difícil hacer creíble su tesis de que hubo adulteración en el conteo, máxime cuando en distintas demarcaciones reconocidos leonelistas (como es el caso de Felix Bautista, en San Juan de la Maguana y de Abel Martínez, en Santiago de los Caballeros) resultaron victoriosos y sus votos fueron contados con los mismos equipos que ahora son cuestionados.  Y estos candidatos, al igual que todo el mundo,  ha aceptado estos resultados.  ¿Cómo explicar que si dichos equipos fueron buenos para unos, fueron malos para otros?.

Otro error fue cuestionar a la JCE
Otro grave error del sector leonelista fue cuestionar el proceso en su conjunto y poner en tela de juicio la honestidad de la Junta Central Electoral; al hacerlo se abrió frentes innecesarios de influyentes sectores (empresarios, iglesia, etc) quienes inmediatamente se solidarizaron con los miembros de este organismo.  Debió concentrar sus ataques en las demarcaciones donde se considera hubo problemas. Lo correcto debió ser impugnar las primarias en forma separada en cada una de ellas.  Hasta donde se tiene conocimiento, no hubo impugnación global ni particular.  Solo algunos precandidatos a cargos locales fueron quienes lo hicieron, de manera individual.
Un nuevo escenario
Ahora hay otro escenario en el que Leonel compite como candidato por un nuevo partido, denominado La Fuerza del Pueblo.  Esperamos que no cometa los mismos errores que hemos señalado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

“ÚNETE A LA CONVERSACIÓN“