Radhamés González: “En el PRD mi futuro político estaba condenado al fracaso” - NOTICIAS DIGITAL ARENOSO

lunes, 27 de enero de 2020

Radhamés González: “En el PRD mi futuro político estaba condenado al fracaso”


                                                                    Por Abed-nego Paulino:
Santo Domingo.- El hasta ayer vocero de los diputados del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) Radhamés González, quien renunció a esa organización política política y se fue al Partido Revolucionario Moderno (PRM), manifestó hoy que en el partido que militaba, su futuro político estaba condenado a fracasar.

 El ahora diputado perremeísta criticó «el rumbo por el que está transitando el PRD», el cual calificó de ser poco trabajador, poco solidario y desleal.

 “Hoy, lamentablemente, se ha dado un giro de 180 grados…donde lo que menos importa es el trabajo, la solidaridad, pero sobre todo lo que menos importa es la lealtad. En ese sentido, yo, que lo que soy es, porque lo he demostrado, solidario, trabajador y leal, evidentemente en ese partido mi futuro político está condenado al fracaso”, expresó el legislador al ser entrevistado en el programa Hoy Mismo que se transmite por Color Visión, canal 9.
Agregó que está en la obligación de  buscar un mecanismo donde  pueda trabajar, ser leal y solidario, y así continuar haciendo política y servir al pueblo desde cualquier posición que se encuentre.
González negó que se haya apartado de las filas del PRD porque Miguel Vargas no le dio la candidatura a síndico en el municipio de Santo Domingo Oeste y se la reservara a Francisco Peña (actual alcalde).
“Si bien es cierto que me la prometió, yo nunca he pedido que me den nada; siempre he pedido que me permitan competir, estuvo reservada y en ningún momento yo pedí que se reservara, siempre quise que se hiciera un proceso”, agregó.
El legislador de Santo Domingo Oeste detalló que en los momentos más difíciles del PRD se quedó «y hoy es probable que quienes estén más cerca del presidente del partido no sean los que libraron las batallas más difíciles que Miguel Vargas tuvo que librar».