La experiencia de una paciente con coronavirus - NOTICIAS DIGITAL ARENOSO

domingo, 22 de marzo de 2020

La experiencia de una paciente con coronavirus



Redacción Digital:- Santo Domingo:- Las medidas de prevención, los síntomas, los protocolos a seguir en caso de sentirlos, la cantidad de infectados, de fallecido.


 en fin, la información sobre el coronavirus abunda y sobra por todas las vías posibles, pero, ¿cómo es descubrir que tienes COVID-19 y vivir con ello? .

 A través de Twitter una usuaria contó su experiencia de la “prueba que nadie habla” y de todo lo que atravesó desde la aparición de los primeros síntomas, hasta su proceso de recuperación.
Con 434 casos de COVID-19 en Chile y tras haber dado positivo en dicho país, “Valentina” (@vderisi_) narra su experiencia en un hilo publicado en Twitter.
Valentina inicia aclarando que siempre consideró que ha tenido buena salud “no me enfermaba desde el año 2015. Nunca he fumado, nunca me han operado y tampoco sufro de nada grave”
No obstante, señala que hace una semana empezó con los síntomas y que estos fueron evolucionando con el pasar de los días.
“El viernes pasado desperté con ardor de garganta, estuve así todo el fin de semana. El lunes ya tenía tos seca y en el transcurso del día empecé a sentir malestar”, narra.
A pesar de los síntomas y mantenerlos decidió ir a trabajar el martes y para ello tomo “acetaminofen”, pero una vez arribado a su lugar laboral fue devuelta a su casa y ese mismo día iniciaron “los peores días”.
“El malestar se intensificó mucho. Me empezó a doler mucho la cabeza. Los dolores de espalda eran espantosos y los brazos los tenía desmayados, básicamente. Ni siquiera tenía fuerza para abrir cosas”, describe Valentina.
Tras percatarse de que tenía síntomas similares a los del coronavirus, decide llamar al Ministerio de Salud de su país (Chile) y tras esperar 30 minutos en línea por estar las líneas “saturadas”, comentó los síntomas, su temperatura, detalles como si estuvo en otro país, pero la única respuesta que recibió fue que debía esperar a tener más de 38 grados centígrados de fiebre.
“Yo con dolores horribles, pero esperando que me subiera la fiebre porque los paises todavía no entienden que puedes ser positivo sin tener 38 o más de temperatura”, reclama la usuaria de Twitter.
Continúa narrando que los síntomas se intensificaron a medida que pasaron los días, pero nunca llegó a tener la temperatura que especificó el Ministerio de Salud de su país, lo que llevó a que asistiera a un centro médico.
Travesía por hospitales y prueba
Con los síntomas intensificados y el malestar general empeorado, Valentina decidió asistir a un centro médico, donde fue revisada y referido a un hospital público “ya que soy parte del seguro de salud del estado”, cometa.
Una vez allí, describe como el personal que la atendió no llevaba la protección adecuada y que fue puesta a esperar horas para hacerse la prueba, cuestión que la molestó y decidió ir a una clínica privada.
Luego de ser atendida en la clínica y espera cerca de 40 minutos, explica que llegó un médico e inicio con los primeros pasos de la prueba.
“El médico te pregunta sobre tus síntomas desde el día 1. Te escucha los pulmones. Te hace respirar varias veces. Hace tocamientos en el cuello para ver si hay ganglios palpables”, describe Valentina.
Tras esto, indica que comenzaron con la toma de muestras y lo primero que le dijeron fue que intentara “no toser” mientras le hacían el examen.
“Ok, te meten por un huequito de la nariz la parte de algodón de un isopo, que está pegado a una cuerdita muy delgadita, hasta que llega a tu garganta y te lo sacan. Esa muestra va a un tubito y ese tubito a una bolsa. Ahora viene la garganta. Debes abrir tu boca y decir aaaah y con otro isopo te toman muestra de lo que hay en tu garganta. Esa muestra tuvo algo de color, yo supongo que sangre por lo herida que está mi garganta de tanto toser. Eso va a un tubito, ese tubito a una bolsa y esas dos bolsas a otra bolsa”, describe la usuaria en varios tuits, sobre cómo es la prueba.
Agrega que la primera advertencia de “no toser” fue muy difícil de realizar: “Les prometo que no quería toser, pero tosí y hasta dos lagrimas se me salieron”
Tras esto, y esperar 24 horas, recibió la confirmación de que tenía coronavirus, pero a partir de allí describe que con el tratamiento ha ido mejorado.
Vivir con coronavirus
“Como yo vivo con varias personas, todos están en cuarentena, pero yo estoy apartada en un cuarto y con cosas solo para mi (plato, vaso, cubiertos y básicamente, todo lo que toco). De verdad, hoy es el día que me he sentido mejor y ya tengo un tratamiento de varios días. Así que espero y quiero creer que los peores días ya pasaron y seguiré mejorando”, comenta Valentina.
En cuanto al tratamiento e indicaciones de la clínica que publicó son los siguientes:


“- Paracetamol cada 6 hrs y jarabe cada 8 hrs.
- Debo dormir sola en un cuarto y estar alejada de todos al menos 2 m.
- No puedo compartir NADA de lo que yo uso (vaso, plato, cubiertos, nada)
- Todo lo que toque se debe desinfectar.
- Mi ropa la debo meter en agua caliente por 20 minutos y lavarla aparte.
- Para toser/estornudar debo usar pañuelos desechables y tener mi propio basurero que debo desechar diariamente.
- Mucha hidratación y descanso.”