¡Comparte esta noticia!

viernes, 21 de agosto de 2020

OPINION – Llegó Papá: curriculum de oprobios


Redacción Digital - Hipólito Mejía, desde dentro del PRM y coaligado con Danilo Medina, adversó a Luis Abinader durante la campaña interna del año 2019.

Ahora que Luis Abinader a pesar de esas tratativas es Presidente de la República, ese mismo Hipólito Mejía sigue colaborando con Danilo Medina y fragilizando, donde quiera que puede, la presidencia de Abinader y con ello, los mejores sueños de una sociedad dominicana que languidecía hasta que le ha sido prometida justicia. 


Este es un patético final para el Sr. Mejía, digno de su trayectoria política pero trágico para nosotros si no pudiéramos detenerlo.  

A mediados del año 2018 el expresidente Ing. Hipólito Mejía emprendió una serie de acciones políticas alabando y cortejando a Danilo Medina y algunos de sus proyectos. Al principio, esas declaraciones de Hipólito parecieron solamente erráticas y se atribuyeron a su temperamento.

Mas adelante, cuando Medina se lanzó abiertamente por la reelección, Hipólito siguió apoyándolo y todo lo que antes pareció casual cobró sentido, unidad y coherencia poniendo de manifiesto que entre ambos había acuerdos y compromisos. Todo lo ocurrido desde entonces hasta el sol de hoy lo corrobora. Por tanto, y para todos los fines prácticos Hipólito Mejía ha sido y continúa siendo un aliado y cómplice de Danilo Medina en una de las más innobles y antipatrióticas conductas.  

1.-Hipolito Mejía es un tipo ingenioso. Su buen humor y su don de gente son indiscutibles, sus chistes y ocurrencias eran celebradas hasta que arruinó la economía y el país;  pasaba por líder carismático hasta que Leonel Fernández, que fue el primer candidato moderno, mostró de él, durante la campaña electoral, una imagen concho primesca, atrasada y obsoleta.  

2.- Su mala y también ilegal gestión de la crisis bancaria de BANINTER iniciada en el mes de abril del año 2003 siendo Presidente de la República sumió al pais en una crisis por la devaluación brutal del peso dominicano y condujo a la creación de una deuda todavía eufemísticamente llamada déficit “cuasi fiscal” cuyo monto era entonces de 55,000 millones y ahora de más de 200,000 millones de pesos.  

3.- A mediados del verano del 2003, Hipólito Mejía -vaya usted a saber movido por cuáles razones, entre la locura y la irresponsabilidad, -comprometió el país enviando una fuerza de 600 soldados dominicanos a Iraq, en apoyo a una invasión de los E.E.U.U. que era -como se ha demostrado sobradamente- ilegal en su origen, ilegítima en su contenido y desastrosa en sus consecuencias. 

4.- En el año 2004 montó una campaña reeleccionista que -entre chapucería, locura y fraude- trajo de regreso al PLD al gobierno. Desde esa campaña, el país nunca más volvió a ver a Hipólito Mejía con otros ojos que no fueran los de un tipo inestable, atrasado y tramposo.  Para las elecciones del 2004, el dólar costaba ya 60 pesos dominicanos, por su torpeza y mal manejo. Luego con el nuevo gobierno bajó a unos 30. 

5.- Tras innumerables crisis dentro del antiguo PRD -que no vienen al caso ahora- Hipólito Mejía vuelve a ser candidato presidencial de ese partido en el 2012, esta vez frente a Danilo Medina: un tipo apagado, sin discurso y sin carisma. En una campaña errática, el propio Hipólito echó a perder sus posibilidades, diciendo y haciendo disparates, frente a un PLD que ya inspiraba rechazo, pero que compensaba las deficiencias de su gestión y de su candidato acudiendo al fraude electoral, en el cual ya tenían maestría.  

6.- Para las elecciones del 2016, en que Danilo Medina compra la reelección, estaba claro para el país que Hipólito Mejía no iba para ninguna parte. Sin embargo, la reputación de Luis Abinader continuaba alentando sus aspiraciones. Luis, a quien se dice que él mismo Hipólito puso el mote de “tayota”, es un tipo cuya personalidad contrastaba en todos los aspectos con la de Hipólito. El fracaso electoral de Luis Abinader, en esa contienda del 2016, de nuevo alentó las aspiraciones de Hipólito y esa experiencia es la que produce el escenario del año 2020. 

7.- A mediados del año 2019, muchos políticos dominicanos -tanto del gobierno como de la oposición- habían llegado a creerse la narrativa del PLD sobre su invencibilidad electoral. Hipólito Mejía fue uno de ellos. Por eso empezó a negociar en secreto un acomodamiento con Danilo Medina con quien cerró numerosos acuerdos incluyendo, de manera notoria, el apoyo descarado que, contra los intereses de su propio partido y del bien nacional, brindó a la propuesta de reforma constitucional que perseguía Danilo para optar por la reeleccion. Los legisladores del bloque de Hipólito rompieron, una y otra vez, la línea del PRM facilitando los planes de Medina. 

8.- A medida que se acercaban las primarias del 6 de octubre de 2019, Hipólito tenía claro que él no iba a ganarle la nominación a Luis Abinader, y entonces tomó dos decisiones fatales: Una, no hizo campaña, no gastó dinero ni esfuerzo en luchar por la candidatura dentro del PRM, pero le hizo creer a sus seguidores más cercanos que tenía una estrategia secreta que lo haría ganador de la nominación.  En la segunda decisión, ya sabiendo que no ganaba de ninguna manera, Hipólito negoció apoyar a Danilo Medina, en el conflicto para imponer -primero- una reforma a la Constitución y -después y dependiendo de cómo evolucionara la situación- torpedear la candidatura de Luis desde dentro del PRM, pues -en la visión de Danilo como candidato- a quien había que debilitar y restarle votos era a Luis, que sería candidato por el PRM.  

9.-Sucedió algo -entonces- que ninguno de esos actores había calculado:  Tras el fraude gigantesco de Danilo contra Leonel Fernández, en las primarias del 6 de octubre, Leonel abandona el PLD, se integra la Fuerza del Pueblo y se crea una situación política completamente nueva, que obligó a Danilo a empeñarse a fondo en derrotar las posibilidades de Leonel, dejando en segundo plano a Luis Abinader. En el pleito de Danilo contra Leonel, Hipólito Mejía no pintaba nada. Por eso, se recordará la baja incidencia de Hipólito en este tramo de la campaña, pero -de nuevo- una paradoja: 

 10.-Cuando Danilo terminó de masacrar las posibilidades electorales de Leonel, sin quererlo, había convertido a Luis en un monstruo electoral que ya él no pudo derrotar. ¿Por qué? Porque Danilo -ni Hipólito tampoco- nunca entendieron que el país estaba harto, y si no votaban por Leonel, que parecía hacer mas oposición que el propio PRM, lo haría por ese mismo Luis o por cualquier candidato que hubiera tenido posibilidades de poder. Pero ya Hipólito Mejía, además de comprometido con Danilo, también había cobrado. 

 11.-La sindicatura de Carolina Mejía fue, en todas sus partes, producto de una negociación entre Hipólito y Danilo, del mismo modo, exactamente igual que Danilo le dio a los Vicini la misma sindicatura, con David Collado en el 2016. En un caso porque quería destruir a Roberto Salcedo y sumar a los Vicini -más de lo que ya estaban- y en el otro, porque Hipólito necesitaba algo grande y no le importaba ni el Senado ni la Cámara de Diputados, que era donde estaban los intereses supremos de Danilo.

 12.- Ahora que hemos visto los resultados de las elecciones del 5 de julio, el humor de la gente, claramente perfilado el rechazo a la impunidad, y albergando la sociedad un deseo clamoroso de justicia, podemos entender claramente las piruetas indecorosas y antipatrióticas de Hipólito Mejía, que utiliza su influencia en el PRM y en el gobierno para facilitarle la vida a Danilo Medina y aquellos a quienes el incluya en la lista de exonerables. Lo anterior sea dicho sin desmedro del vínculo conocido de Mejía con algunos de los pocos nombramientos cuestionables o inexplicables del presidente Abinader.

 Esa es la tradición de Hipólito Mejía, esos son sus antecedentes y ese es el papel que está jugando ahora, y esa misión suya -por el bien de la patria- debemos derrotarla. Si Hipólito se cree que él es quien se merecía esta presidencia, que vaya al psiquiatra. No por loco -que no lo es- ni tampoco por bruto. Hipólito es un tipo a quien hay que enseñarle que este país tiene un antes y un después del 27 de febrero 2020 en la Plaza de la Bandera. 


Tags: , , ,

0 “Deja un comentario“ “OPINION – Llegó Papá: curriculum de oprobios”

Publicar un comentario

¿AGREGAR UN COMENTARIO: ↓↓↓.


Suscribete al correo

Para que reciba la noticia a tu correo electrónico… Síguenos en las redes sociales... Noticiasdigitalarenoso

© 2013 NOTICIAS DIGITAL ARENOSO. All rights reserved.
Designed by SpicyTricks